Navega seguro: cómo detectar virus en nuestro correo electrónico

  • El acceso a internet ha supuesto una verdadera revolución en la manera en la que nos comunicamos y compramos. Actualmente es muy sencillo realizar compras por internet y en apenas un par de clicks, recibir en la comodidad de nuestro hogar todo tipo de productos.
  • No obstante, hemos de ser cuidadosos con nuestra actividad en internet: existen varios riesgos que debemos conocer para evitar ser víctimas de una estafa o un virus. En las próximas líneas te explicaremos cómo podemos evitar los riesgos asociados a estos virus.

El correo electrónico: principal vía de comunicación empresarial e institucional

Los correos electrónicos son una de las maneras más importantes de comunicación formal en internet, al margen de las redes sociales. Empresas, instituciones y todo tipo de organismos utilizan el e-mail como vía de comunicación habitual con sus clientes o similares.

No obstante, a pesar de su importancia, la seguridad de los correos electrónicos nunca es total y sigue siendo la vía principal de penetración de virus en nuestro ordenadores. Estos ataques pueden sustraer datos valiosos de los servidores de una empresa, exigir un rescate para acceder a los datos, robar información bancaria o hacer un uso fraudulento de estos datos.
Así pues, es necesario extremar el cuidado con las cosas que recibimos en nuestro correo electrónico.

Si quieres aprender más sobre este tema, te recomendamos el vídeo “Aprende a detectar de forma sencilla virus en mails y páginas webs” (Recuerda que puedes verlo registrándote gratis en Canal Sénior).

Cuidado con el phising

El phishing consiste en hacer pasar páginas web falsas como las oficiales de una web reputada como bancos, tecnológicas, etc. Se trata de una de las técnicas más utilizadas por los ciberdelincuentes.

Habitualmente se suele presentar como un correo electrónico que nos pide datos personales y nos dirige a una web sospechosa.

Para identificar una web falsa, debemos desconfiar de algunas prácticas comunes:

  • No fiarnos de correos con mensajes llamativos u ofertas demasiado buenas para ser verdad. Nos referimos a correos del tipo “Te ha tocado un viaje a Nueva York con todos los gastos pagados” Habitualmente nos redirigirán a un enlace para realizar una supuesta compra, pero que en realidad contiene algún virus malicioso.
  • Sospechar de los mails con faltas de ortografía graves o de estilo de escritura. Si vemos estructuras sintácticas extrañas, fallos de concordancia en las palabras…etc. Será mejor eliminarlo o no abrirlo.
  • Si recibimos un correo de nuestra entidad bancaria o de seguros, asegurarnos de que es efectivamente real. Desconfiar si la dirección que nos escribe no tiene un protocolo seguro, si tiene una dirección extraña (del tipo: banco-santader393293444kfgjt@gmail.com)
  • Por encima de todo, nunca dar datos personales o bancarios por correo electrónico. Nuestro banco nunca nos lo pedirá por esta vía.
  • No fiarse de mails que se dirijan a un “Sr. Cliente/usuario” en genérico. Si además no conocemos al remitente y vamos en una lista de destinatarios variopinta, deberíamos desconfiar.

Archivos adjuntos en correos sospechosos: lo que debes saber

Habitualmente, la manera de introducir un virus en nuestro sistema operativo a través del e-mail es a través de archivos adjuntos maliciosos. Estos son algunos consejos que has de tener en cuenta si recibes un correo sospechoso:

  • Si contiene un archivo .exe, no te lo descargues bajo ningún concepto si no confías en el origen del e-mail. Muchos archivos ejecutables contienen virus informáticos muy complejos.
  • Incluso si se trata de un documento de texto (.doc ) hemos de desconfiar si no tenemos claro quién es el remitente del correo. Existen algunos archivos maliciosos que pueden formar parte de un documento.

Otros consejos: protege tu actividad en la red

En general tenemos que ser precavidos en el uso de redes wifi públicas( de un aeropuerto, cafetería, etc) , cuyos niveles de seguridad suelen ser malos.

Utiliza diferentes contraseñas para las cuentas de correo electrónico a las que tienes acceso, y, si puedes, modifícalas cada 2-3 meses.
Asegúrate de cerrar sesión cuando termines de usar tu email.

La importancia de los antivirus

Aunque tomemos todas estas precauciones, debemos ser conscientes de que el riesgo cero no existe. Es por ello que debemos dotar a nuestro pc de todas las medidas antimalware posibles, entre las que destaca tener un antivirus instalado.

Un antivirus es un programa que rastrea los archivos de nuestro ordenador en busca de elementos maliciosos y nos avisa para eliminarlo. También, la mayoría pueden detectar si un sitio web es malicioso y avisarnos.

Existen antivirus de pago ( Kaspersky, Norton) y alternativas gratis (Avira, Avast). Cada antivirus presenta funciones más o menos complejas pero todos son útiles en su cometido.

Si seguimos los consejos presentados en este post, podremos usar nuestro mail sin miedo a software malicioso. No obstante, debemos ser cautos: el mundo de internet es tan maravilloso como peligroso si no se toman las precauciones necesarias.

¿Cuánto sabes del entorno digital? Te animamos a que realices este rápido test de 8 preguntas para comprobarlo y, si te apetece, podrás aprender con vídeos cortos sobre seguridad, herramientas digitales y redes sociales en el “Curso Competencias digitales clave” que hemos diseñado para ti.

Comprometidos con la Agenda 2030

Agenda 2030