¿Cómo influye la música en el estado de ánimo? 5 canciones para cada emoción

Está científicamente demostrado. La música influye en nuestro estado de ánimo e incluso puede llegar a afectar a nuestra calidad de vida. Según varios estudios, algunos científicos afirman que escuchar música puede llegar a producir cambios en el cerebro de las personas que la escuchan.

La música puede alegrarnos el día si estamos de bajón, puede conseguir que nos pongamos nostálgicos ya que nos evoca momentos de nuestra vida ya pasados o una canción puede ser nuestra banda sonora ideal si estamos enamorados.

Si bien es cierto que cada uno percibe la música de una forma diferente, fácilmente todos podemos asociar una canción a un estado de ánimo concreto. Al escuchar unas notas, rápidamente las asociamos con la alegría, la tristeza, la rabia o el amor. Así pues, queda en nuestra mano utilizar un tipo de música para según qué emoción o el estado de ánimo que tengamos cada día, o incluso, podemos elegir una canción concreta si queremos que nuestras emociones cambien.

Si quieres aprender a utilizar la música de forma terapéutica según el estado de ánimo que tengas cada día, no te pierdas el vídeo del seminario en vídeo ‘Musicoterapia para mejorar tu estado de ánimo’, con el que aprenderás a acceder gratuitamente a la música que más te guste y a aplicarla a determinados momentos o estados de ánimo en nuestro día a día, de esta manera podremos aliviar nuestro estrés o incluso prevenir la depresión y el mal humor.

¿De qué manera la música influye en nuestro estado de ánimo?

Es todo cuestión del tempo, el ritmo, el tipo de notas o la instrumentalización que tenga cada canción. Por un lado, un tempo lento nos transmitirá una sensación de calma y tranquilidad, mientras que un tempo rápido nos transmitirá energía y sensaciones alegres.

El ritmo también especialmente en la activación muscular, por tanto, una canción con un ritmo rápido nos activará y provocará en nosotros ganas de movernos, mientras que una canción con un ritmo lento nos proporcionará una sensación de paz y tranquilidad.

Las notas agudas son perfectas para cuando queremos despertar por las mañanas porque nos mantienen despiertos y alerta, mientras que las notas graves nos calman y nos provocan tranquilidad y relajación.

El tipo de instrumento que suena en una canción también nos provoca sensaciones. La percusión nos invita a movernos y nos transmite placer y diversión, mientras que los instrumentos de vientos son perfectos para cuando estamos tristes porque nos transmiten alegría. En cambio, los instrumentos de cuerda suelen ser más penetrantes y nos transmiten sensaciones de tristeza y agonía.

Una canción para cada estado de ánimo

Si quieres actualizar tu lista de reproducción e incluir canciones para según de qué forma te quieras sentir cada día, a continuación, te proponemos cinco canciones para cada estado de ánimo:

ALEGRÍA

Queen – Don´t stop me now

TRISTEZA

R.E.M. – Everybody hurts

MOTIVACIÓN

Survivor – Eye of the Tiger

AMOR

Whitney Houston – I Will Always Love you

RABIA

Ramones – Blitzkrieg Bop

Los temas tratados en esta noticia guardan relación con los siguientes Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS):