Las zonas azules: donde las personas viven más de 100 años

Las zonas azules (o blue zones en inglés) son algunas regiones del globo donde la esperanza de vida es extraordinaria. Existen cinco zonas consideradas “azules” en diversas partes del globo, en países con culturas muy diferentes y variadas.

A pesar de estar enormemente alejadas unas de otras, las zonas azules comparten una serie de características comunes en torno a su forma de alimentación, estilo de vida y muchos otros aspectos más que son la clave de la increíble longevidad de sus residentes.

¿Cuál es el secreto de estos cinco paraísos de la longevidad, las Zonas Azules?  El explorador estadounidense Dan Buettner lleva años investigándolo y ha publicado ya distintos libros sobre el tema.

Si deseas saber más sobre los secretos de las zonas azules o blue zones, puedes seguir leyendo el artículo.

Península de Nicoya, Costa Rica: Las tres hermanas de la esperanza de vida

Nicoya es una pequeña península costarricense donde la gente de mediana edad llega sana a los noventa años en una proporción 2,5 veces mayor que en Estados Unidos.

¿Cuál es el secreto de este pequeño rincón de Centroamérica? Pues ni más ni menos que tres alimentos de origen vegetal: frijoles, maíz y calabaza. A estos tres alimentos se les conoce por el sobrenombre de las tres hermanas, y son la base de la alimentación de esta zona desde hace siglos

Este tipo de alimentación, rica en fibra y  proteínas tiene funciones cardioprotectoras y antioxidantes. Esto, unido a un estilo de vida saludable donde prima la actividad física de baja intensidad hace que en este recóndito lugar de Centroamérica tenga una de las comunidades de personas mayores más sanas del mundo.

Otros expertos también alaban los fuertes lazos sociales que unen a los habitantes de esta zona, lazos sociales que se mantienen hasta una avanzada edad y tienen una enorme influencia sobre su salud mental. Como veremos más adelante, esta característica es común a muchas zonas.

Icaria, Grecia: vino y café para un envejecimiento activo y saludable

Icaria es una pequeña isla griega que se encuentra en el mar Egeo. Playas paradisíacas, aguas transparentes y pueblos pequeños de color blanco conforman  un marco ideal para vivir.

Pero lo más destacado de Icaria es su extremadamente larga longevidad. Los icarianos viven muchos años, y la clave parece estar en cuatro  pilares: dieta, descanso, café y vino.

La dieta icariana es básicamente la muy loada dieta mediterránea: alimentos frescos, fruta, verdura y pescado, mucho pescado. Esta dieta es harto conocida, pero fue en islas como Icaria donde se descubrió y popularizó en los años 50. Se sabe que la dieta mediterránea puede ayudar a prevenir los problemas de corazón que aparecen a partir de la mediana edad.

Otro de los pilares de la longevidad en esta isla griega parece estar en el consumo de vino y café, en cantidades moderadas.

El vino contiene  polifenoles, y antocianos, con propiedades antioxidantes que previenen enfermedades del corazón y ayudan a la digestión de los alimentos. Por su parte, el café tiene numerosas propiedades, que según numerosos estudios previene enfermedades cardíacas y está asociado con  una mayor longevidad.

Por último, es importante recordar que para una buena salud los hábitos de sueño saludables son esenciales. En Icaria, la siesta es una tradición casi sagrada, lo que contribuye a una buena longevidad, según los expertos.

Cerdeña, el lugar con más hombres centenarios

Normalmente, las mujeres son mucho más longevas que los hombres. La media de edad de ellos puede ser hasta seis o siete años inferior, debido a una serie de factores. Esta media de edad se ve claramente en personas centenarias: de media, hay cinco veces más centenarias que centenarios.

Sin embargo, en la provincia de Ogliastra, en Cerdeña, la proporción es de uno a uno. ¿Por qué los hombres de esta zona del Mediterráneo viven más?

El estudioso de las zonas azules Dan Buetner cree tener la clave: se trata de la economía pastoril de la zona. Los oriundos de Ogliastra han sido tradicionalmente pastores, lo cual implica que durante toda su vida han hecho una actividad física moderada al andar kilómetros con sus rebaños.

Esto hace que mantengan un sistema circulatorio sano y unas articulaciones en buen estado incluso a edades avanzadas. Por supuesto, la presencia de una dieta mediterránea con muchos vegetales y pescado es clave en este proceso.

Okinawa, la importancia de un propósito en la vida

En las islas Okinawa, Japón, se dan los mismos factores de longevidad que en las zonas azules anteriores. Una alimentación sana a base de vegetales y pescado, una actividad física moderada…etc. El imo, boniato morado de la zona, es rico en flavonoides y vitamina C, lo cual se cree que puede ser uno de los factores de la longevidad.

Sin embargo, es una particular filosofía de vida la que parece alargar las experiencias vitales de sus usuarios: el tener un propósito. El Ikigai es un concepto del japonés que podría traducirse como “plan de vida”. Según las investigaciones de Buetner, tener una motivación vital puede retrasar la aparición de enfermedades neurodegenerativas,  hasta el punto de añadir años a nuestra vida.

El moai es otro de los puntos de la filosofía de estas islas japonesas que parecen tener algo que ver con la esperanza de vida. Consiste en la formación de grupos de cinco amigos, que se ayudarán y apoyarán durante el resto de sus vidas.

Los expertos en longevidad hablan de la importancia de las relaciones sociales en la esperanza de vida. Unas relaciones sociales fuertes y definidas mejoran el estado anímico y mental de las personas, lo cual ayuda a la longevidad, previniendo enfermedades mentales de todo tipo.

Enseñanzas de las zonas azules que podemos aplicar a nuestra vida

Como hemos podido ver a lo largo de este post, en las zonas azules se cumplen una serie de condiciones que ayudan a una larga longevidad. En resumen:

  • Una dieta basada en alimentos frescos. Ha de ser rica en vegetales, fruta, fibra y pescado.
  • Una actividad física moderada durante toda la vida
  • Consumo moderado de vino o café,
  • Unas relaciones sociales fuertes y arraigadas,
  • Un descanso saludable.

Así pues, y aunque estas medidas han de tomarse con sumo cuidado y siempre es mejor consultar a médicos y especialistas (en especial lo referente al consumo de bebidas alcohólicas), podemos ver que una dieta sana, unas buenas relaciones sociales con otras personas y realizar ejercicio físico moderado puede hacer que nuestra esperanza de vida sea mucho mayor que la media.

Desde Canal Sénior hemos puesto el foco en muchas ocasiones en ofrecer contenidos formativos que contribuyan a mejorar la calidad de vida de los participantes, dándoles claves para mejorar su salud y tener un estilo de vida más saludable. A continuación podrás acceder a dos seminarios en vídeo con consejos y claves para mantenerse saludable a partir de los 50 años:

Colaboramos con la Agenda 2030:

Comprometidos con la Agenda 2030

Agenda 2030