Aprende más sobre algunos animales de la fauna española

Esta semana, en la sección ‘Deja tu legado’ de Canal Sénior os preguntamos por los animales típicos que viven en vuestra zona. La fauna de la Península Ibérica es muy extensa y diversa, aunque tristemente, muchas especies se encuentran en peligro. En esta publicación recogemos información sobre algunos de esos animales que nos habéis hecho llegar, para que más gente los conozca y contribuir a su mejor conservación.

Estos son los animales de los que nos han hablado los usuarios de Canal Sénior:

El urogallo

Esta ave, de la familia Phasianidae, se distribuye por muchas zonas de la Europa boreal. En España habita las zonas de la cornisa cantábrica y Pirineos. Se trata de una especie muy amenazada y que en España cuenta desde 1986 con la catalogación de especie protegida, lo que prohíbe su caza.

Los machos y las hembras se diferencian fácilmente gracias a su coloración, siendo los primeros más grandes, pudiendo llegar a alcanzar los 115 cm y con un plumaje que va del gris oscuro al pardo oscuro, con plumas de un color verde en la zona del pecho y rojo por encima de los ojos. Las hembras son más pequeñas y su plumaje es de colores más claros y amarillentos.

Viven en zonas montañosas, con zonas de bosque en las que haya agua y bayas y abundante vegetación herbácea. La época de celo va desde marzo a mayo, tiempo en el que se puede escuchar su particular reclamo, que fue lo que le dio el nombre, pues se decía que eran parecidos a los del extinto uro.

La vaca tudanca

Esta raza bovina es autóctona de la zona occidental de Cantabria, que actualmente se cría por toda la Comunidad Autónoma y que se caracteriza por su pelaje grisáceo y su larga cornamenta ligeramente torcida. Las hembras pueden llegar a pesar 320 kg por 420 los machos y con una alzada que puede llegar a los 150 cm.

Su producción es eminentemente cárnica y actualmente también se extiende por las provincias de Palencia, Burgos o León. Aunque en los últimos años, su población ha aumentado, continúa catalogada como raza autóctona de protección especial.

El gallipato

Este anfibio es el mayor anfibio urodelo de Europa, pudiendo alcanzar los 30 cm de longitud. Se distribuye de forma limitada por el centro y sur de la Península Ibérica, en zonas de ríos o con abundante agua, ya que raramente salen a la superficie.

Posee una cabeza grande, ancha en la parte posterior y con ojos pequeños. Su coloración varía del negro al amarillo pálido y está cubierto de berrugas negras. Su dieta es carnívora y va desde larvas de insectos, renacuajos hasta sanguijuelas. El cortejo se realiza debajo del agua y llegan a poner hasta 1000 huevos que la hembra va depositando uno a uno en las hojas de las plantas acuáticas.

La lagartija de las Pitiusas

Esta especie de reptil escamoso es endémica de las Islas Baleares, en concreto de las islas de Ibiza y Formentera, aunque también se ha introducido en Mallorca. Aunque existen más de 30 subespecies, se caracteriza por una coloración muy característica que va del azul cobalto al verde claro.

De tamaño medio, puede llegar a medir 30 cm de largo y habita en zonas pedregosas, acercándose también a viviendas humanas, muros y escombreras.

¿Te animas a compartir tu legado?

Si hace unas semanas en ‘Deja tu legado’ os preguntamos por cuáles son vuestras playas favoritas, esta semana queremos hablar de montañas, por ello, nos gustaría conocer aquellas montañas españolas que os gusten, a las que hayáis subido o que estén cerca de vuestras casas.

Para ello, os proponemos responder a las dos preguntas de este cuestionario y la próxima semana, incluiremos las montañas de las que nos habléis para que más gente las conozca y puedan visitarlas durante estos meses de verano.