Los increíbles beneficios de montar en bicicleta

¿Has pensado en montar en bicicleta durante tus vacaciones de verano? La práctica del ciclismo tiene muchos beneficios para la salud de las personas. Casi todos sus beneficios se notan a nivel cardiovascular y respiratorio, además de mejorar nuestro tono muscular y mejorar nuestro estado de ánimo.

En este post te explicamos algunos de los numerosos beneficios para nuestra salud de montar en bicicleta. ¡Ponte el casco y vámonos!

Mejora de la capacidad muscular

Montar en bicicleta tiene muchos beneficios para la salud, siendo uno de ellos la mejora generalizada del tren muscular inferior. Los músculos que más se trabajan son cuádriceps e isquiotibiales, además de los gemelos y el glúteo en menor medida.

El ciclismo es una de las actividades más recomendadas en caso de lesión en las piernas. Esto es debido a que mejora notablemente la irrigación sanguínea en la zona y permite recuperar el tono muscular tras una lesión.

Además, al ser un deporte de escaso impacto, es uno de los preferidos por aquellas personas que tienen problemas en las articulaciones inferiores y no pueden correr.

El ciclismo, beneficioso para la mente

Entre los numerosos beneficios para la salud de la práctica del ciclismo podemos destacar aquellos relacionados con nuestra mente. Los estudios demuestran que montar en bicicleta facilita la oxigenación del cerebro, al mejorar el intercambio gaseoso.

Además, el ejercicio facilita la segregación de determinadas hormonas que, unido al beneficio de variar nuestra rutina, ayudan a combatir el estrés y una mejora general de nuestro estado de ánimo. Las hormonas que generamos son endorfinas (generan sensación de felicidad) dopamina (recompensa) y serotonina (facilita el sueño).

En definitiva, montar en bici es una manera excelente de salir de la rutina y evitar enfermedades mentales. Si estamos pasando por una mala racha, pedalear puede ser solo el primer paso para salir.

Mejora de la capacidad pulmonar

El ciclismo mejora de manera determinante la capacidad de intercambio gaseoso de nuestros pulmones, permitiendo una mayor capacidad aeróbica mejorando nuestra resistencia general. Esto mejorará nuestra salud en general. Para disfrutar de los beneficios de este deporte hay que ser constante y pedalear un mínimo de 30 minutos, 2 veces por semana y con una intensidad adecuada.

Tonifica y fortalece la espalda

Quizás te sorprenda, pero montar en bicicleta regularmente es una de las mejores maneras para fortalecer la espalda. Esto ocurre porque la inclinación de nuestro cuerpo favorece el tensado de los músculos de la zona lumbar, fortaleciéndolos y protegiendo la columna vertebral.

Para poder disfrutar de estos beneficios, es completamente necesario utilizar una bicicleta adecuada a nuestro tamaño. Si utilizamos una bici demasiado grande o pequeña podemos provocarnos lesiones debido a una mala postura.

Mantiene un corazón fuerte

Si conseguimos montar en bicicleta de manera regular, haremos que nuestro corazón bombee sangre con mucha más fuerza para facilitar la llegada de oxígeno a todo el organismo, flexibilizando de forma indirecta los vasos sanguíneos.

De esta manera podemos evitar problemas cardiovasculares y tendremos unos vasos circulatorios flexibles y sanos. Además, el consumo de calorías grasas mantendrá nuestros niveles de colesterol a raya.

Sistema inmunológico resistente

Al practicar deporte nuestro cuerpo favorece la producción de células inmunológicas que destacan los agentes infecciosos que pueden traer nuestro cuerpo, disminuyendo así la pobre habilidad de caer enfermo y acortando los tiempos de recuperación. Además, el consumo de calorías ayuda a mantener los niveles de azúcar en sangre en parámetros adecuados, disminuyendo la probabilidad de desarrollar diabetes de tipo dos.

Articulaciones más sanas, resistentes y protegidas

Como hemos comentado antes, el ciclismo es un deporte perfecto para aquellas personas que sufren de las articulaciones. Esto es debido a que el esfuerzo no implica impacto articular como ocurre con el running. Así pues, si tienes problemas en las articulaciones, pero quieres mantener un cuerpo sano, montar en bicicleta puede ser perfecto para ti.

No obstante, has de saber que no se recomienda montar en bicicleta a personas con desviaciones de columna ni lesiones de rodilla tales como tendinitis rotuliana.

Ahorras y proteges el planeta

El uso de la bici para la vida diaria en detrimento del coche u otros transportes públicos se traduce en una gran cantidad de beneficios sociales y económicos.

  1. En primer lugar, disfrutaremos de un ahorro considerable en materia de transporte, aún más dados los actuales precios del combustible.
  2. Además, como no podría ser de otra manera, es un método excelente para reducir la contaminación en grandes ciudades y, por ende, mejorar la salud del planeta.
  3. Por último, si utilizamos la bici habitualmente podremos ayudar a aliviar los problemas de movilidad en las ciudades.

Comprometidos con la Agenda 2030

Agenda 2030