Las tecnologías del ayer y el hoy unidas en una campaña de publicidad

Nuestro mundo se halla en un constante e irrefrenable cambio. La irrupción de las nuevas tecnologías no sólo nos ha facilitado la vida, sino que además ha cambiado de manera notable nuestra forma de relacionarnos con el mundo.

Lo que hace décadas llevaba horas o días hacer, hoy en día nos puede resultar tan sencillo como hacer clic con el ratón. Desde relacionarnos con nuestros seres queridos hasta escribir o escuchar música, cada día nuevas apps nos permiten hacer multitud de actividades sin apenas esfuerzo.

Todas estas aplicaciones están tan presentes en nuestro día a día que reconocemos sus logos a la primera. Pero, ¿cómo serían estos logos hace décadas, cuando la frontera entre lo digital y lo analógico no era tan clara?

A este respecto, queríamos enseñarte una innovadora campaña de publicidad que nos muestra cómo las nuevas tecnologías no son tan diferentes a lo que teníamos y utilizábamos hace décadas. Si quieres saber más sobre este tema, puedes seguir leyendo.


Reimaginar los logos que ya conocemos

La diseñadora gráfica argentina afincada en Barcelona Luli Kibudi comenzó a trabajar en su proyecto ‘Once Upon a Time’ durante el confinamiento por la pandemia del coronavirus en 2020.

“Creo que durante este confinamiento todos nos hemos dado cuenta sobre la magnitud de la revolución digital de los últimos años. Hemos interiorizado estas herramientas y, sin duda, nuestras vidas han cambiado de forma radical. Pero con estos diseños quise plantear: ¿y si realmente nuestra forma de comunicarnos no ha cambiado en absoluto?”, explica la artista.

WhatsApp. El teléfono de ayer

WhatsApp es hoy en día la vía de comunicación a distancia más popular entre la gente. Esta app de mensajería online cumple las funciones de lo que podría ser en el pasado el típico teléfono analógico, como podemos ver en el logo.

Lo que en el pasado sería una larga conversación con el teléfono pegado a la oreja, hoy en día lo podemos sustituir por una videollamada con nuestros nietos donde tenemos una experiencia más cercana. También, la facilidad para poder enviar imágenes o vídeos nos permite tener una comunicación fluida y amena.

Word. La máquina de escribir digital

¿Quién no recuerda pasarse mucho tiempo redactando un documento con la máquina de escribir y pasar por el durísimo trance de descubrir un error en el texto y tener que repetirlo? Los procesadores de texto digitales han sido sin duda uno de las mayores revoluciones del siglo pasado.

Estos programas, como Word, permiten hacer de máquina de escribir digital y editar nuestros documentos tantas veces como deseemos. Son sencillos de usar y permiten ahorrar centenares de horas de trabajo en multitud de empresas. Word ha sido, sin duda, de gran ayuda no sólo para trabajos de oficina o académicos; sino también para escritores y periodistas de todo tipo.

Tinder. Nuevas formas de encontrar pareja en el siglo XXI

Tinder es una de las apps más populares entre jóvenes de todo el mundo y reflejo claro de nuestro mundo actual. Sirve para encontrar pareja o simplemente amistades y supuso toda una revolución en este campo.

Su funcionamiento es sencillo: al usuario le aparecen perfiles con fotos de otras personas, y este puede darle ‘like’ o rechazarlas. Si dos personas coinciden en su gusto (se han dado like mutuamente)  se dice que han dado ‘match’ y pueden hablar por un servicio de chat. El logo de Luli Kibudi juega con el doble significado de la palabra match que significa ‘coincidir’ y ‘cerilla’  en inglés al mismo tiempo.

Photoshop. La crema rejuvenecedora digital

El logo de Photoshop es tremendamente acertado. A modo de una crema rejuvenecedora digital, Photoshop es un editor de imágenes profesional que puede borrar todo tipo de imperfecciones en nuestras fotos.

Su amplio abanico de herramientas permite todo tipo de retoques y ajustes de luz y es utilizado por la gran mayoría de fotógrafos profesionales.

Linkedin. El tablón de ofertas de trabajo

Linkedin es la red social profesional más importante. Se trata básicamente de una red que nos permite encontrar ofertas de trabajo, perfiles de trabajadores, empresas… y mucho más.

Como si de la sección de ofertas de trabajo de un periódico se tratase, ha servido para potenciar la carrera profesional de miles de usuarios. La gente que usa Linkedin aporta datos como los estudios cursados, experiencia profesional, habilidades… y permite compartirlas con el mundo.

Instagram. Nuestro álbum de fotos para el mundo

Seguro que has oído hablar de Instagram a tus hijos o nietos. Se trata de una de las redes sociales más populares de los últimos tiempos. Sirve básicamente para publicar imágenes y vídeos de nuestro día a día o experiencias vitales.

También nos permite compartir imágenes efímeras (llamadas stories) que desaparecen a las 24 horas. Como si de un carrete de fotos online se tratase, la gente utiliza Instagram para mostrar su vida a los demás.

La nube: almacenamiento online

Los disquetes nos acompañaron durante muchos años en los inicios de la informática. Estos cuadrados nos permitían almacenar información. La revolución digital sin embargo llegó poco a poco y los disquetes desaparecieron de nuestra vida, aunque permanecieron como icono de guardado en muchos programas.

Las nubes de almacenamiento son una de los sucesores de los disquetes. Estos servicios como iCloud de Apple o Drive de Google permiten almacenar todo tipo de archivos online, pudiendo acceder a nuestra información desde cualquier dispositivo sin perderla.

Los temas tratados en esta noticia guardan relación con los siguientes Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS):