Conectividad en España: cómo el confinamiento nos hizo estar más conectados

Como os explicamos en este artículo, al verse aisladas en sus hogares, a muchas personas no les quedó más remedio que mejorar sus competencias digitales de forma acelerada para poder seguir en contacto con los suyos. Por ello, en un tiempo récord, los índices de uso de herramientas tecnológicas han aumentado de forma drástica. Por ejemplo, en un solo año, el porcentaje de personas que utiliza internet varias veces al día ha pasado del 74,9% al 81%.

 

Según los datos del Informe de la ‘Sociedad Digital en España. El año que todo cambió’, llevado a cabo por la Fundación Telefónica, durante los meses de confinamiento más estricto de la población, que tuvo lugar durante los meses de marzo, abril y mayo de 2020, los tráficos de voz y datos se dispararon. En concreto, el de voz aumentó hasta un 45%, mientras que el de datos subió un 60% en la red móvil por un 47% en la red fija.

Según este informe, el pico en el tráfico de voz móvil en el 2020 se alcanzó el 13 de marzo, exactamente el día en que comenzó el confinamiento. Además, a partir de esa fecha, el tráfico no solo creció, sino que se reubicó geográficamente, desplazándose de lugares de trabajo a zonas residenciales, localidades pequeñas y segundas residencias. Todo ello consecuencia de la implantación del teletrabajo en muchas empresas.

 

El incremento en el uso de servicios de telefonía e internet durante el 2020 fue tan elevado que, el comisario europeo de Mercado Interior, Thierry Breton, llegó a pedir a los principales proveedores de servicios de streaming en vídeo (Netflix, Amazon, Youtube) que ofrecieran sus contenidos a una calidad inferior para no saturar las líneas, con lo que se consiguió reducir hasta en un 25% el tráfico en Europa.

 

Pero no solo el confinamiento hizo que aumentase radicalmente el tráfico de datos. La llegada de la borrasca Filomena a principios del año 2021 hizo que durante dos días se superase el máximo que normalmente se produce durante el día de Año Nuevo, ya que todo el mundo quiso compartir sus imágenes de la gran nevada.

 

Para poder soportar el aumento en la demanda de tráfico de voz y datos, las comunicaciones españolas se enfrentaron a todo un reto. Si bien el desarrollo de la cobertura y de la banda ancha fija en España es bastante desigual, en su conjunto, el país alcanzó en 2020 el quinto puesto en el ámbito de la conectividad del indicador DESI de la Comisión Europea, su mejor posición desde que se elabora este informe.

Como ya os contamos en el post sobre cómo la pandemia revolucionó las competencias digitales en España, el confinamiento derivado de la pandemia de COVID-19 ha traído consecuencias que afectan a la forma en que nos hemos relacionado y comunicado durante los últimos meses.

En la actualidad, se calcula que al menos un 83,6% de los hogares españoles tienen acceso a una conexión de velocidades de al menos 100 Mbps o superiores, 2,6 puntos más que en el año anterior.

 

Por su lado, la banda ancha móvil también ha aumentado la conectividad en nuestro país. A finales de 2019 se superó por primera vez las 100 líneas por cada 100 habitantes, llegando a las 102,5 que, de media, consumen un total de 40,6 gigabytes al año, casi 7 gigabytes más que en 2018. Comparado con el resto de países de la Unión Europea, España ocupa el puesto 13 en el ránking de penetración de la banda ancha móvil.

 

La contratación de servicios tanto de banda ancha fija como móvil aumentó a lo largo de todo el 2020, aunque este aumento correspondió exclusivamente a las líneas de ámbito doméstico que se incrementaron en un 4,2%. Por su lado, en el mismo periodo, las líneas de banda ancha fija correspondientes al sector negocios han caído un 3 %, coincidiendo con la paralización de la actividad económica derivada del confinamiento.

 

El avance de la conectividad en España en los últimos años, junto con la mejora en los índices de competencias digitales entre la población española, especialmente entre los sénior de más de 55 años, nos han permitido pasar el último año y medio más conectados, lo que ha contribuido a que hayamos superado de mejor manera los efectos de la pandemia.

Muestra de ello son los excelentes resultados de asistentes y participantes en las actividades que Canal Sénior comenzó a desarrollar al comienzo de la pandemia con la iniciativa de #MayoresActivosEnCasa. El proyecto, que ofrecía 3 actividades online diarias totalmente gratuitas en formato seminario, además de vídeos, juegos y noticias, consiguió entretener y mejorar la formación de los más de 45.000 participantes, contribuyendo a reducir la brecha digital. Todo ello, sirvió para que la iniciativa fuera galardonada con el Premio de Internet 2020 en la categoría de Resiliencia digital por su labor, ayudando a reducir la sensación de soledad de las personas mayores durante el confinamiento.

 

Los temas tratados en esta noticia guardan relación con los siguientes Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS):